Fitomare® Demuestra su Efectividad Sobre el Estrés Hídrico de las Plantas

Español

Fitomare® es un producto formulado que contiene extractos de algas marinas (Ascophyllum Nodosum), enriquecido con aminoácidos específicos, macro y microelementos, que potencian el efecto que tienen los extractos de algas en las plantas sobre los procesos la brotación, floración, cuajado del fruto e incremento de la tolerancia a diferentes estreses dentro de los que destaca el estrés hídrico.
El objetivo de este ensayo fue evaluar la efectividad de la aplicación del producto Fitomare® (producto de Atlántica Agrícola) sobre la tolerancia a la sequía de plantas de tomate.

Materiales y Métodos

Sequía y tratamientos foliares aplicados

Tras 9 días de aclimatación, a seis plantas se realizó una primera aplicación foliar de Fitomare® al 0.3% (Fito), y a otras seis se le aplicó otro producto (PC), formulado en el laboratorio a partir solamente de una mezcla de aminoácidos libres en la misma composición que tiene Fitomare.

En este periodo de sequía las plantas se mantuvieron otros 6 días. Paralelo a estos dos tratamientos, se tenían plantas regadas al 100% de su ETc sin producto (control) y plantas en sequía pero sin adicionar ningún producto (sequía; SEQ). En total se ensayaron los siguientes cuatro tratamientos: Control, SEQ, SEQ+Fito, y SEQ+PC.

Figura 1: Ensayo sobre la tolerancia de plantas de tomate a la sequía tras la aplicación foliar de Fitomare® (Fito) y otro producto formulado en laboratorio, a partir solamente de una mezcla de aminoácidos (PC).

 Parámetros evaluados

Para determinar el comportamiento de las plantas en las condiciones de estrés sometida, con y sin aplicación del bioestimulante Fitomare se midieron diferentes parámetros fisiológicos, morfológicos y bioquímicos.

Resultados y Discusión

El tratamiento de sequía impuesto en nuestro experimento produjo al final del mismo una disminución del crecimiento vegetativo, es decir, el déficit hídrico altera los procesos fisiológicos y bioquímicos que repercuten negativamente en su desarrollo. Sin embargo, la aplicación foliar de Fitomare® mejoró el crecimiento vegetativo con respecto a los otros dos tratamientos SEQ y SEQ+PC, por lo que se puede concluir que la combinación de aminoácidos específicos, extractos de algas Ascophyllum nodosum mas un aporte de macro y micronutrientes en el producto Fitomare® pueden reducir parcialmente los efectos adversos causados por una sequía moderada (Figura 1.B y 1.C) y (Figura 2).

Figura 2. Parámetros morfológicos: biomasa parte aérea (g ps; peso seco), área foliar (cm2) y contenido en agua parte aérea (g H2O2 g-1 ps); tras 12 días de sequía al 40% de su ETc. Las letras minúsculas diferentes indican diferencias significativas entre los tratamientos para P<0.05 establecidas por el test de rangos múltiples de Duncan. La barra vertical indica el error estándar de la media (n=6).

Los beneficios del Fitomare® en las plantas en sequía podría ser explicado por los efectos que produjo este producto en el uso eficaz del agua de estas plantas (WUE=ACO2/Eleaf). A nivel fisiológico uno de las primeras respuestas de las plantas al estrés por déficit hídrico es el cierre de estomas, y este puede ser debido a la perdida de turgor celular (cierre pasivo) o mediante un cierre activo regulado hormonalmente una vez que la planta ha detectado el estrés. En este experimento, los datos muestran que el cierre estomático no se debió a una pérdida de turgor celular ya que el contenido de agua de las hojas no se vio afectado por la sequía (Fig. 2). Esto fue debido a que la intensidad de la sequía fue moderada y las plantas pusieron en acción una serie de mecanismos que les permitió mantener un buen estado hídrico. No obstante estos mecanismos son más eficientes en las plantas que se les aplicó el Fitomare®, ya que estas plantas no vieron reducido su WUE. El cierre estomático lleva consigo una disminución de la tasa de asimilación neta de CO2, pero en este caso (aplicación de Fitomare®) la reducción de Eleaf fue similar a la reducción de la ACO2. En los otros dos tratamientos de sequía de nuestro ensayo, sin embargo, sí que se observó una disminución del uso eficaz del agua como consecuencia de que la ACO2 disminuyó más que Eleaf, indicando que la disminución de ACO2 no solamente fue consecuencia del cierre estomático, sino que también fue afectada por otras causas no-estomáticas (Figura 3).

 

Figura 3. Parámetros fisiológicos: tasa de asimilación neta de CO2 (ACO2; µmol m-2 s-1), conductancia estomática (gs; mmol m-2 s-1) y water use efficient (WUE, por sus siglas en inglés; µmol CO2 mmol-1 H2O); tras 12 días de sequía al 40% de su ETc. Las letras minúsculas diferentes indican diferencias significativas entre los tratamientos para P<0.05 establecidas por el test de rangos múltiples de Duncan. La barra vertical indica el error estándar de la media (n=6).

Los cambios inducidos por estrés hídrico en los contenidos de osmolitos dependen de la duración, intensidad y progresión del estrés, señalando que variaciones en el contenido de prolina pueden mostrar repuestas adaptativas de las plantas en orden a restablecer la homeostasis osmótica a mediano plazo (ajuste osmótico), pero pueden también mostrar una estrategia de defensa de las planta para mitigar los efectos dañinos inducidos por estrés a largo plazo, después de una exposición prolongada a la sequía. En plantas de tomate, específicamente, la prolina se considera una biomarcador que indica que la planta ha sufrido estrés hídrico. Así cuando mayor es la concentración de prolina en las hojas mayor es el grado de estrés sufrido por las plantas. En los datos de nuestro experimento se observa una alta acumulación de prolina en el tratamiento SEQ+PC, y de azúcares reductores en los tratamientos SEQ y SEQ+PC lo que apoya la idea que las plantas en estos tratamientos sufrieron un mayor daño por estrés hídrico que las plantas a las que se aplicó Fitomare®. Esto también queda confirmado por los datos de la figura 5, ya que las plantas de los tratamientos SEQ y SEQ+PC presentaron mayor concentración de MDA (biomarcador de estrés oxidativo) que las plantas tratadas con Fitomare®, confirmando lo que hemos dicho anteriormente, de que las plantas de los tratamientos SEQ y SEQ+PC sufrieron un mayor daño por la sequía que aquellas en las que se le aplicó el Fitomare®.

Figura 4. Parámetros bioquímicos: concentración de prolina foliar (mg g-1 de peso seco) y concentración de azúcares reductores foliar (mg g-1 de peso seco); tras 12 días de sequía al 40% de su ETc. Las letras minúsculas diferentes indican diferencias significativas entre los tratamientos para P<0.05 establecidas por el test de rangos múltiples de Duncan. La barra vertical indica el error estándar de la media (n=6).

Figura 5. Daño oxidativo (concentración de MDA foliar nmol g-1 de peso fresco; pf) tras 12 días de sequía al 40% de su ETc. Las letras minúsculas diferentes indican diferencias significativas entre los tratamientos para P<0.05 establecidas por el test de rangos múltiples de Duncan. La barra vertical indica el error estándar de la media (n=6). Imagen representativa del daño sufrido en el tejido foliar en las plantas de los diferentes tratamientos al final del ensayo.

 Conclusiones

- Fitomare® puede mitigar parcialmente los daños causados por una sequía moderada en plantas de tomate, observándose un mayor desarrollo vegetativo en las plantas a las que se le aplicó el producto, garantizando el mantenimiento de un buen funcionamiento de los procesos fisiológicos (regulación del WUE) y bioquímicos (prolina y MDA), evitando así daños en las hojas.
- Esta investigación demuestra que la aplicación de Fitomare® a base de extractos de algas, nutrientes y aminoácidos específicos, favorece los mecanismos de adaptación de las plantas a los diferentes estreses, convirtiéndose en un alternativa viable a utilizar, ayudando a las plantas a alcanzar su máximo potencial genético en condiciones adversas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • consulta por tus despachos

  • Escribe a atención al cliente para hacer seguimiento de tus despachos.